Nueva noticia de la red de franquicias Tr3sDland España. La Reina Letizia y la Impresión 3D.
100 franquicias es una guía y directorio de franquicias donde podrás obtener toda la información más importante de las 100 empresas líderes del sector franquicia.

Franquicias. Las 100 mejores opciones de invertir.

Estás en: franquicias en España

Franquicias: ir a 100franquicias Méxicoir a 100franquicias Colombiair a 100franquicias Chileir a 100franquicias Costa Ricair a 100franquicias Perú

Noticia

La Reina Letizia y la Impresión 3D

11 Agosto 2014
Tr3sDland

La familia alicantina de artesanos del calzado guarda  silencio. Prefiere que sea su trabajo el que hable.Aun así, según ha podido confirmar La Razón, doña Letizia cuenta con su propia horma en la casa alicantina, hecha a partir de su pie y adaptada a las particularidades de su fisionomía. Se trata de un molde que corresponde en su longitud a un 37 clásico. La especificidad de la plantilla de la Reina es que es algo más estrecho de lo normal, de tal manera que el zapato se pule para que se ajuste al detalle y permita un mayor movilidad sin que provoque rozadora alguna.

La creación de la horma de Doña Letizia se llevó a cabo como el de cualquier otra clienta que solicite un zapato a medida. Con el prototipo de la horma –actualmente se digitaliza e incluso se materializan en impresoras 3D–, se crea un primer modelo con los materiales correspondientes, se realiza la correspondiente prueba de calce, se hacen las correcciones si fuera necesario y finalmente se fabrica el zapato.

Se siguen procesos donde se combinan técnicas mecanizadas con la tradición artesanal manteniendo las mismas fases que se seguían en los talleres de hace unos cien años. En concreto, el proceso de adaptar las distintas partes del zapato de la Reina a la horma –lo que se conoce como hormar–, sigue siendo responsabilidad de un zapatero que lo realiza a mano, a golpe de martillo y lija. «Salvo que haya un cambio de peso significativo o que se hinchen los pies por la edad, esta horma vale de por vida porque es raro que se modifique la estructura del pie, esto es, las medidas de calce, puente y longitud», detalla Hermelando Albert, maestro artesanal del Museo del Calzado en Elda.

 

Con la horma fabricada, el reto más complicado viene a la hora de adaptar esa horma a una de las peticiones de la clienta real: la gran altura de sus tacones para compensar los 30 centímetros de diferencia de estatura con respecto a Don Felipe. Y eso que Doña Letizia mide 1,67, es decir, seis centímetros más que la media de las españolas.

 

Este desafío no es sencillo: un tacón que en ocasiones supera los 12 centímetros y con el e que ha de moverse en actos oficiales durante varias horas sin que la espalda y el propio pie y la espalda no le pasen factura. «Lo máximo que puede soportar una mujer normal son ocho centímetros, salvo que estén entrenadas, algo que no suele ser habitual debido a la tendencia a llevar calzado deportivo y bailarinas. Con una hora al día de entrenamiento es suficiente para aprender a llevar tacones. En el caso de Doña Letizia, podemos decir que el hecho de llevarlos a diario le permite no sólo caminar con elegancia, sino aguantar con ellos largas jornadas de trabajo luciéndolos. Esos ocho centímetros, con plataforma se pueden llegar a convertir en doce como máximo para que se compense el peso, pisando hacia adelante el 75 por ciento de su peso y dejando atrás el otro 25», explica Albert, que recomienda no forzar continuamente esta altura». Tener una horma es la garantía de que el zapato quede como un guante, se sufra menos y haya menos sensación de cansancio, pero hay que evitar llevar siempre el tacón al límite», insiste.

 

Lo cierto es que Doña Letizia cuenta con sus propios trucos. El día de la proclamación comenzó la jornada con el modelo Leonor, de 10 centímetros de tacón que llevaban oculta una pequeña cuña bajo el forro. Aun así, durante el besamanos decidió cambiar y tiró de los «peep toes», rebautizados «letizios», con una mayor plataforma que permitiera mantener la altura sin suponer una pérdida de estabilidad ni forzar el pie. Unos y otros se mueven en torno a los 200 euros el par.

Lo cierto es que resulta coherente y práctico que Doña Letizia haya apostado por un modisto y un zapatero de cabecera con el que configurar sus «looks» oficiales, en tanto que el conocimiento que tienen sobre su clienta y la confianza de ella con sus proveedores hace el trabajo más rápido. Conocen casi a la perfección sus gustos personales de la Reina así como las exigencias que marca el protocolo para cada uno de los actos en los que tiene que tomar parte. De la misma manera, no hace falta tomar medidas y se hacen las pruebas imprescindibles lo que permite a la Reina. Eso no quita para que tanto Varela como los Magrit se desplacen a Zarzuela si la ocasión lo requiere. En el entorno de Zarzuela comentan que no le preocupa en absoluto repetir zapato. Es más, no solicita uno nuevo de sus clásicos de referencia hasta que no está verdaderamente gastado y amortizado.

 

Así, Doña Letizia se mantiene en contacto directo con los Magrit. Cada diseño que luce se convierte en una prueba de calidad a tiempo real, pues en el taller saben casi a tiempo real si responde las necesidades de su clienta más especial, esto es, si han logrado compensar la altura con la comodidad. Este «feedback» constante con la Reina les ha permitido mejorar la ergonomía de sus productos tanto para las otras clientas a medida con que cuentan, así como para las colecciones más comerciales disponibles en su web.

Por su parte, El Mundo, al hablar del calzado de la Reina de España dice que en sus pies se han visto diseños de todo tipo: sandalias, modelos destalonados, plataformas de hasta 11 centímetros, piel de pitón, tiras tobilleras, raso, colores vivos como el rojo y el dorado, hebillas, cremalleras.... Por lo general, lleva a juego sus zapatos con el modelo de Felipe Varela elegido en cada ocasión. Así que es previsible que el propio Varela esté en contacto permanente con Magrit para encargar zapatos, los famosos 'letizios' de Peñafiel de 11 centímetros, que casen con su ropa y el protocolo.

 

Letizia, por otra parte, no es la única mujer de Casa Real que se calza en este rincón interior de Levante. La Reina Sofía (de quien probablemente tengan en la fábrica su propia horma, debido a las imperfecciones podales propias de su edad), se calza muchos zapatos de la casa. Incluso Camilla Parker Bowles, duquesa de Cornualles, se casó con el Príncipe Carlos de Inglaterra subida a un par de sus ejemplares. Ellas se suman a innumerables celebrities apasionadas de los stilettos y salones de Magrit, como es el caso deGwyneth Paltrow, entre otras vips internacionales.

NO TODO ES JIMMY CHOO

Porque no todo es Jimmy Choo y Manolo Blahnik bajo la viña de Hollywood. ¿Sabían que Magrit fabrica los zapatos de Donna Karan, Carolina Herrera, Barbara Bui o Paule Ka, entre otras muchísimas marcas italianas y francesas? El mejor calzado del mundo se hace en España, en concreto en Elda, donde, aparte de la fábrica de Magrit, se encuentran las de Hispanitas, Sara Navarro, Unisa y otras firmas con nombres extranjeros como Stuart Weitzman y Rebeca Sanver, completamente 'made in Spain'.

 

Con respecto al nombre de Magrit, proviene del de Margarita, el primero que tenía la firma en 1919, cuando su fundador emprendió el negocio zapatero. Entonces pusieron ese nombre sin ningún motivo especial, pero lo cambiaron en los años 90 por Magrit porque se pronunciaba mejor en otros idiomas e impulsaban así la internacionalización de la firma, que exportaba toda su producción de zapatos en los años 50 y que 40 años después volvió a vender calzado en España. En la actualidad, y en honor al negocio que da de comer a la saga, hay más de una mujer de la familia que se llama Margarita.

José Amat Sanchíz, abuelo de Pepe Amat Mira, constituyó la primera generación de los Amat dedicada al oficio. Después le relevó Manuel Amat Pérez (segunda generación)y le siguieron sus hijos (tercera generación): Pepe (de José María)y Manuel Amat Mira. Pepe se ocupa de la dirección general y de las relaciones con los clientes y Manuel está a cargo de la producción. José Amat Fernández, hijo de Pepe, es la cuarta generación en la empresa y el actual director creativo de Magrit.

EL TIRÓN 'ROYAL'

En publicaciones empresariales del sector del calzado, Pepe Amat ha reconocido que hay modelos cuya producción y ventas se disparan en cuanto se los calza Letizia. Pero hoy, no sólo por el tirón royal sino por su producto de calidad, venden 150.000 pares al año, de los cuales exportan alrededor del 90%. 2014 está siendo un auténtico boom para la empresa, que ha aumentado un 30% su producción debido a la apertura de su canal de venta online y a la ampliación de mercado en Oriente Medio, Bielorrusia y EEUU.

 

Desafortunadamente, Pepe Amat Mira, gerente de Magrit, no concede entrevistas para hablar de Doña Letizia, su mejor clienta y anuncio andante de su marca, pero hace pequeñas excepciones. Discreto y respetuoso, apenas desliza información sobre su relación de hace más de 10 años con Casa Real. En 2011 hizo una excepción en LOC y escribió unas líneas sobre la entonces princesa de Asturias: «Estamos muy orgullosos de poderle servir zapatos a SAR y muy contentos de que los use en tantas ocasiones. Elige los modelos con un gusto muy personal y va siempre perfectamente calzada. Tiene un estilo propio. No escoge muchos modelos, pues utiliza muchas veces los mismos. Nuestro máximo empeño es que se sienta cómoda, pues sus jornadas suelen ser muy largas y los actos requieren estar de pie mucho tiempo. Nuestros zapatos, como ella misma dice, son sus zapatos de 'trabajo'. Un trabajo tan especial e importante y que tan bien hace».

Fuente: http://www.imprimalia3d.com/noticias/2014/07/28/002842/impresi-n-3d-contribuye-horma-zapatos-reina-espa

>> Todas las noticias del sector de las franquicias en www.100franquicias.com

Portal 100Franquicias S.L. CIF-B99472896
C/ Coso 67-75, 4ºF, 50001 - Zaragoza
Tfno. 902 012 050 / 976 228 839